viernes 28 de enero de 2022 - Edición Nº1150

Policiales | 12 ene 2022

estafas

Negoció por Facebook un auto, pagó $600 mil y resultó estafado

"Quiero alertar a las personas para que no caigan como yo", subrayó el damnificado. Se trata de un empleado de comercio que tomó un préstamo para adquirir el coche y radico la denuncia el viernes ante la Seccional Quinta de Oberá


Toda una familia entusiasmada con la posibilidad de concretar el sueño del auto propio. El esfuerzo de tomar un crédito, los planes echados a rodar y la ansiedad por salir a dar el primer paseo. Todo eso se frustró al comprobar que eran falsos los papeles del vehículo que quisieron comprar por Facebook.

La denuncia fue radicada el último viernes ante la Seccional Quinta de Oberá por el damnificado, quien dio detalles del accionar de una o más personas que lo estafaron por 600.000 pesos en efectivo que entregó por un Peugeot 307 modelo 2019.

La transacción se realizó el jueves en el propio domicilio del comprador, en el barrio Stemberg, hasta donde llegó el supuesto hijo de la vendedora.

Tras revisar el estado general del coche y los papeles, el joven recibió el dinero y le pidió al comprador que lo acerque hasta el centro de la ciudad.

Como ya era alrededor de las 20, recién al otro día la víctima se dirigió a una gestoría para realizar la transferencia, donde le notificaron que los papeles del Peugeot eran apócrifos.

“No entendía nada, fue un mazazo. Para mí la documentación del auto era genuina, pero el gestor se dio cuenta de inmediato de que era todo trucho. Todavía no puedo creer, como que no caigo. Soy un trabajador y sufrí un perjuicio enorme. Para colmo en la Policía me dijeron que es muy difícil probar una estafa y que me olvide de la plata”, lamentó el damnificado.

En diálogo con El Territorio, solicitó la reserva de su identidad por temor a represalias, ya que tendría indicios de que fue estafado por una banda que opera en Oberá y la zona Centro.

“Tengo miedo de que quieran tomar represalias con mi familia”, reconoció preocupado, al tiempo que subrayó: “Pero quiero alertar a las personas para que no caigan como yo”.

Perfil activo
Precisó que es empleado de comercio y con su esposa tomaron la decisión de sacar un préstamo bancario para hacer frente a la compra de un automóvil.

Luego empezaron a analizar ofertas y los sedujo una que hallaron en la red social Facebook a través de un perfil bajo el nombre de Yequelin Anara Beltran, el cual, al menos hasta ayer por la tarde, seguía activo.

De todas formas, tras confirmaron que fue estafado, el damnificado comprobó que se trata de un perfil falso. Incluso, la banda operaría con varias cuentas truchas.

“El primer contacto con esta supuesta mujer, porque ahora dudo hasta que sea una mujer, se dio por Face y luego hablamos por WhatsApp. Ella ofrecía dos autos y me gustó el Peugeot. En realidad nunca le escuché la voz porque siempre me escribió. Yo le mandaba audios, pero ella nunca. Sólo me escribió. Por eso digo que dudo que sea una mujer. Pero antes no me di cuenta”, reconoció.

En principio la presunta vendedera pedía 650 mil pesos por el auto, luego 620 y al final aceptó venderlo por 600, siempre y cuando fuera en efectivo.

“Siempre me dijo que los papeles estaban en orden, que el coche era diésel, que tenía 190 mil kilómetros y estaba en perfectas condiciones. Me mandó fotos y se veía que el coche estaba bien. Así que nos entusiasmamos”, precisó.

En ese contexto, la transacción fue acordada para el jueves a la tardecita, luego de que el comprador saliera de su trabajo.

Al respecto, comentó que “la mujer me dijo que su hijo me traería el auto a Oberá desde Campo Grande, donde viven, supuestamente. A eso de las 19.30 llegó a mi casa y, a simple vista, estaba todo en orden e hicimos el negocio”.

“Se borraron”
Ahora, ante la estafa consumada, la víctima y su entorno fueron atando cabos y notaron ciertos indicios que antes no lograron avizorar por el entusiasmo que les generaba la compra.

Después de revisar el auto y los papeles que parecían legales, el supuesto hijo de la vendedora le pidió al comprador que lo acerque hasta el centro, lo que hizo con su moto.

“Me preguntó si lo podía llevar hasta avenida José Ingenieros, que se iba a encontrar con un amigo para volver a Campo Grande. Todavía me dijo que no conocía mucho Oberá, pero apenas lo dejé, pasó un hombre que lo saludó por su nombre. Eso me pareció medio raro. Luego, por lo que estuve indagando con conocidos, los que me estafaron son de Oberá y ya dieron varios golpes por la zona”, remarcó.

También recordó que el joven, al despedirse, le dijo que cuando llegaba a la casa de su mamá en Campo Grande le avisaría para que se quede tranquilo que el dinero llegó a destino. Resultó ser un último agravio. Una burla a la confianza.

En tal sentido, el frustrado comprador indicó que “obvio que nunca más se contactaron conmigo por ninguna de las vías por las cuales veníamos negociando y se borraron, aunque el perfil de la supuesta vendedora sigue activo”.

Al constatar que fue víctima de una estafa, el viernes radicó la correspondiente denuncia ante la Seccional Quinta, en cuya dependencia quedó en resguardo el coche.

“Constataron que los papeles son truchos y quedaron en avisarme si el auto tiene pedido de captura, que es lo más probable. El formulario 12 fue emitido en la comisaría de Aristóbulo del Valle, por eso el sábado me llamó el jefe para decirme que el policía que firmó ya no trabaja más allá; que es difícil probar una estaba y que no voy a recuperar la plata. Me pareció muy extraña la actitud del comisario”, opinó.

   

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias