viernes 24 de junio de 2022 - Edición Nº1297

Regionales | 17 jun 2022

Abejas Nativas

Crearon el Sistema Provincial de Manejo Sustentable de Abejas Nativas

A través de un proyecto impulsado por el Presidente de la Legislatura, Carlos Rovira, se sancionó la creación de un programa para la protección y alimentación de abejas que apunta a contribuir a su conservación y repoblación, y como manera de concientizar sobre su labor fundamental como agente polinizador en la preservación de los ecosistemas.


Los objetivos son preservar a las abejas melíferas (Apis Meliferas) y a las abejas nativas de tribu Meliponini (Hymenoptera, Apidae) en todo el territorio provincial, con la intención de asegurar su multiplicación; y aumentar la disponibilidad de recursos florales, y zonas de refugio y reproducción, mediante el fomento de cultivo orgánico de vegetación floral para alimento de las abejas.

También se pretende concientizar a la sociedad sobre la importancia de la abeja como agente polinizador y difundir la relevancia del proceso ecológico de polinización en la preservación de los ecosistemas; y promover hábitats favorables para los polinizadores mediante prácticas agrícolas sostenibles, y el cultivo de flora apícola y meliponícola.

Asimismo, fomentar el uso de métodos orgánicos y la utilización de bioinsumos para el control de plagas en zonas urbanas; y sensibilizar sobre el impacto adverso de los fitosanitarios, domisanitarios y plaguicidas en la población de abejas y los riesgos que generan en su supervivencia.

Rovira, en los fundamentos del proyecto, explicó que mediante este programa se pretende “proteger a las abejas, dada su importancia en la permanencia de las especies, vegetales como así también animales, ya que existe un complejo sistema creado por la naturaleza encargado de equilibrar la denominada cadena trófica, en la que todos los seres vivos se hallan interconectados de alguna manera, y la supervivencia de unos depende del consumo de otros que se encuentran en eslabones más bajos”.

“La pérdida de una especie puede suponer la posterior desaparición de otra u otras que dependan de ella para alimentarse”, advirtió.

“De este pequeño insecto y otros polinizadores dependen gran cantidad de los cultivos que consumimos, así como de la conservación de la biodiversidad y el hábitat natural de infinidad de especies animales y vegetales”, agregó.

“La desaparición de las abejas supondría, por tanto, oleadas de hambrunas por la pérdida de numerosos alimentos y una drástica disminución de la calidad de los existentes”, señaló Rovira.

En forma previa a la sanción, la diputada Suzel Vaider, como miembro informante de la Comisión de Desarrollo Forestal, expresó que “las abejas, en su función de alimentarse, nos permiten vivir a todos los seres humanos, porque en ese transcurrir de flor a flor hacen que suceda la polinización que es lo que necesita el reino vegetal para que se pueda lograr la reproducción”.

“Porque sin la reproducción del mundo vegetal, según algunos estudios, sin la existencia de las abejas el mundo duraría cuatro años”, dijo Vaider.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias