lunes 26 de septiembre de 2022 - Edición Nº1391

Info General | 15 ago 2022

Deporte

Los Toros, el equipo de los presos, hizo historia al jugar la final de Misiones ante Carayá, que ganó por 34 a 8 y es el campeón

El conjunto del Complejo Penitenciario III llegó invicto a la cita de hoy, donde finalmente se vio superado por su par de la Capital del Trabajo. Fue una jornada histórica para el deporte a nivel nacional dado que por primera vez un cominadode internos de una unidad penal disputó un torneo regional con representes de distintas provincias y países vecinos como Paraguay


Los seres humanos somos así. De las cientos o miles de frases que balbuceamos durante cada día, solamente algunas de ellas aportan para  construir una sociedad más productiva. Todas las demás son oraciones vacías, incoherentes, que nada tiene que ver con la realidad y que reflejan la triste concepción del mundo que tenemos escondido en nuestro subconsciente.

Pero, tal vez, una de las expresiones más injustas que se haya pronunciado sea: “Es sólo un juego”, intentando separar al deporte de la vida, como si fueran dos caminos divergentes.

Esas cuatro palabras (que por separadas son inofensiva, pero que juntas, y, en el orden correcto, ya han aniquilado el sueño a millones de chicos) se fue esparciendo por el mundo y se infiltró tanto en las sociedades capitalistas, que ya pasó a ser parte de nuestro día a día.

Si bien la idea de que el deporte y la vida son dos cosas distintas está instalada en el inconsciente colectivo desde hace siglos, hay una regla general que antecede a ese concepto y que es casi tan vieja como el mundo: la verdad siempre se impone sobre la mentira.

Esa normal deja en ridículo a todo aquel que quieran convencer a los demás que el deporte y la vida nada tienen que ver, porque en realidad el deporte es la vida o la vida es el deporte.

Un ejemplo de todo lo anterior, lo dio el Servicio Penitenciario en Misiones, al formar un equipo de rugby denominado “Los Toros” y que por medio de la pelota ovalada desafían a las estadísticas nacional, que indican, por ejemplo, que un 65% de los penitenciarios en la Provincia de Buenos Aires son reincidentes  habiendo cumplido total o parcialmente una condena privativa de libertad, se comete un nuevo delito con esa clase de pena).

Con el rugby como excusa, Los Toros, formado por presos del Complejo Penitenciario III,  están logrando lo que el sistema en otras provincias no puede (o no quiere): darle otra oportunidad , a través de la incorporación de los valores

Por primera vez, un equipo de internos de una unidad penal de Misiones disputó un torneo oficial de rugby. Los Toros hicieron historia al convertirse en el primer equipo en contexto de encierro que participa de una competencia que es avalada por la Unión Argentina de Rugby (UAR), en una cancha que construyeron y mantienen dentro de la Unidad Penal de Eldorado, en Misiones.

La posibilidad de competir con los demás equipos federados se dio a partir de un convenio que firmaron el director del Servicio Penitenciario de Misiones, Manuel Dutto, y el vicepresidente de la Unión de Rugby de Misiones (URUMI), René Benítez.

La jornada se vivió con mucha emoción para los internos, que nuevamente pudieron salir a disfrutar del deporte, con el apoyo de sus familias que los fueron a alentar. Al final hubo abrazos y aplausos.

«Que hayan podido competir oficialmente y que su familia venga a alentarlos es su mayor trofeo. A lo largo del torneo, con respeto, humildad, compañerismo y disciplina demostraron su espíritu de superación, ratificando su búsqueda por aprovechar las segundas oportunidades», expresó el director general Manuel Dutto a los internos post partido.

Presenciaron la final el ministro de Prevención de Adicciones Samuel López, el coordinador de Gabinete del Ministerio de Gobierno Juan Quintana, la vicepresidente del IPS Carmen Méndez Ason, el intendente de Eldorado Fabio Martínez, el jefe de la Sección Educación y Cultura del SPP Walter Sánchez, y directivos del CP III.

El conjunto del Complejo Penitenciario III llegó invicto a la final provincial donde hoy cayó frente a Complejo Penitenciario III de Eldorado por 34 a 8.

Pero como otras veces en la historia, el resultado es tan sólo una anécdota. Los Toros demostraron con el SPM que a través de la política pública se pueden transformar realidades y brindar segundas oportunidades.

El combinado de Eldorado le ganó al conjunto y se coronó como nuevo monarca del rugby misionero. Si bien nunca negociaron la entrega, Los Toros se vieron sobrepasados de principio a fin y no pudieron lograr la hazaña.

El camino a la final

El camino histórico de Los Toros en el certamen organizado por la Unión de Rugby de Misiones (Urumi) inició el 8 de mayo, cuando se convirtieron en el primer equipo en contexto de encierro en disputar un torneo oficial.

En el debut, superaron a Aguará (Jardín América) por 52 a 10 en su reducto “El Rodeo”, que se convirtió en fortaleza en la Etapa Regular con triunfos ante Mamanga (Montecarlo) por 19 a 10, y ante Tacurú Social Club (Posadas) por 36 a 26, que le permitieron llegar a los playoffs, demostrando un gran nivel deportivo y disciplinario.

En semifinales llegó el primer viaje. En total fueron 23 los internos que recibieron la correspondiente autorización judicial para disputar el partido ante Virasoro RC. En un duelo muy parejo, Los Toros sacaron ventaja y se aferraron a ella, consiguiendo la victoria por 25 a 10, obteniendo el pasaje a la gran final.

Fuente: Misiones Online

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias