jueves 26 de enero de 2023 - Edición Nº1513

Política | 5 dic 2022

Docentes y alumnos agasajaron al personal de limpieza y recolección de Andresito

El Instituto Adventista recibió a los funcionarios con un desayuno. Además se sortearon obsequios donados por los comercios locales. El objetivo es reconocer el servicio que brindan.


Docentes y estudiantes del nivel primario y secundario del Instituto Adventista de Comandante Andresito agasajaron al personal de limpieza y recolección de la municipalidad.

Walter Zarratea, uno de los responsables de la iniciativa, manifestó que el objetivo es homenajear a estas personas por la labor silenciosa que hacen para mantener el pueblo limpio y que muchas veces pasa desapercibido. “Queremos que se sientan bien y sepan que son queridos por nosotros y de ese modo puedan realizar aún con más empeño y felicidad su trabajo”, añadió. 

Zarratea explicó que la escuela había recibido la visita de sus autoridades institucionales de otras provincias, quienes habían manifestado su admiración por la limpieza del pueblo. El rector del instituto, Guillermo Gómez, contó que el proyecto surgió de parte de un grupo de docentes (Walter, Mariela, Fernando y Marlene) que vio que “el personal que hace un trabajo tan esencial no es suficientemente reconocido”.

Las primeras barrenderas del pueblo.

 

Gestos que gratifican

El directivo manifestó que la actividad tiene un doble propósito. Además del agasajo, es una oportunidad “para que los estudiantes sepan lo que ellos hacen y eso les permite valorar mejor el beneficio que reciben”.

Noelí Theisen y Elisa Barboza tienen 58 años de edad. Trabajan en la limpieza de calles hace 18 y 15 años, respectivamente. Ambas son las primeras barrenderas femeninas del pueblo. Desde que empezaron se levantan a las 02:30 de la madrugada a prepararse para la jornada laboral, que inicia a las 04:00 horas. 

Según contaron, han pasado malos momentos. “Así como hay gente que nos trata muy bien, también nos han tratado mal. Nos insultaron y arrojaron cosas a los pies para que las juntemos”, relataron. Sin embargo, aseguraron que “es un honor y un orgullo que hoy, saliendo del trabajo -con la ropa sucia- nos reciban de esta forma”.

Durante el encuentro, las estudiantes Abril Gamarra y Angelo Laborsrki agradecieron a los trabajadores por su compromiso. “Nos alegra mucho tenerlos hoy acá, nos permite conocerlos como personas y el trabajo qué hacen”. Después, añadieron: “Ojalá que este gesto se repita y multiplique y sean muchas las muestras de reconocimiento por parte de la comunidad”

El reconocimiento inició con una reflexión bíblica y reconocimiento al servicio brindado a la comunidad. Luego se sortearon obsequios donados por los comercios del municipio, entre cada uno de los empleados del servicio público. Finalmente, el agasajo cerró con un desayuno compartido entre los presentes.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias