sábado 08 de agosto de 2020 - Edición Nº612

Policiales | 9 jul 2020

Sicarios acribillan a un jefe de seguridad de una cárcel

El jefe de Seguridad de la cárcel de Paraguay de Coronel Oviedo, Pedro Riquelme (45), fue acribillado al filo del mediodía de este miércoles. El hecho ocurrió a 40 metros de la Comisaría 1ra. de esta localidad. La ministra de Justicia, Cecilia Pérez Rivas, informó más tarde que Riquelme tenía contacto directo con presos de alta peligrosidad.


Dos hombres a bordo de una motocicleta interceptaron el vehículo estacionado en el que se encontraba Pedro Riquelme, jefe de seguridad de la Penitenciaría de Coronel Oviedo -ciudad ubicada a 150 kilómetros de Asunción-, y realizaron unos 16 disparos contra el hombre que falleció de manera instantánea.

El hecho ocurrió al mediodía del miércoles en inmediaciones del cruce de Coronel Oviedo a metros de la Comisaría de la ciudad capital del Departamento de Caaguazú. Una vez cometido el asesinato, los sicarios se dieron a la fuga por un camino vecinal que se encuentra al costado de un Terminal de Ómnibus.

Según datos preliminares, Riquelme salió el miércoles de la cárcel para comprar unas pinturas para refaccionar parte de la cárcel. El hombre fue acompañado de una funcionaria de la penitenciaría, quien bajó a realizar las compras.

Fue en ese momento cuando un hombre habría descendido de una motocicleta y realizó los disparos.

Los agentes de Criminalística de la Policía de Paraguay contabilizaron unos siete impactos de bala por el vehículo y encontraron un total de 16 vainillas percutidas en el lugar.

Riquelme fue nombrado hace 5 meses como jefe de seguridad del penal, llevaba más de 20 años ejerciendo dicha profesión.

El director de la Penitenciaría de Coronel Oviedo no descartó que el funcionario haya recibido amenazas de muerte. Indicó que dentro del penal hay unos 25 reclusos ligados al Primer Comando Capital (PCC) y un 95% de la población penitenciaria sería del clan Rotela.

En un comunicado, el Ministerio de Justicia de Paraguay manifestó “su profundo pesar por el asesinato del jefe de Seguridad de la Penitenciaría Regional de Coronel Oviedo”.

La institución anunció también que se pone a disposición de la Fiscalía y la Policía para colaborar en la investigación del crimen y llegar a los responsables. Asimismo, la administración del Ministerio dispuso tres días de luto.

En tanto que la ministra de Justicia de Paraguay, Cecilia Pérez, lamentó profundamente el asesinato del jefe de seguridad de la Penitenciaría y destacó que “Pedro Riquelme tenía contacto directo con personas de alta peligrosidad y hacía traslados importantes, también estuvo a cargo de personas que fueron trasladadas de un penal hasta su penal y de ahí a otros lugares, y eso efectivamente puede estar vinculado”.

“No quiero elaborar ninguna hipótesis para no afectar la investigación; todos los datos que tenemos y que vamos colectando estamos trabajando coordinadamente con la Policía y la Fiscalía”, agregó.

No se descarta que el crimen también haya sido a consecuencia de acciones que como jefe de seguridad venía ejecutando dentro de la Penitenciaría Regional de Coronel Oviedo.

Nosotros creemos que (el crimen) tiene que ver con su vinculación a personas de alta peligrosidad vinculadas al grupo del crimen organizado. Los miembros del grupo GRAP son como una unidad especializada a quienes se les llama para casos puntualmente necesarios, no hacen traslados comunes“, aseguró.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias