miércoles 20 de octubre de 2021 - Edición Nº1050

Info General | 8 oct 2021

Plantación y cuidados importantes de la orquidea

En su mayoría, los Dendrobium son plantas epífitas, es decir, crecen en árboles. En la naturaleza se encuentran en bosques de altitud moderada, creciendo sobre árboles, aunque ocasionalmente se pueden encontrar creciendo en el suelo o sobre rocas cubiertas de musgo. Sacan muchas raíces, una parte se envuelve alrededor de la base del huésped para asentarse y la otra parte de las raíces crece aéreamente para capturar la humedad y los nutrientes del aire.


  • Produce pseudobulbos, largos regordetes que se asemejan a una caña con hojas alternas a lo largo de su longitud. Crecen erguidos en los árboles, como plantas epífitas, con el tiempo aumentan, se espesan y se vuelven colgantes.
  • Las hojas nacen en los nudos y alcanzan unos 10 centímetros de largo.
  • Las flores se agrupan en tallos cortos debajo de las hojas a lo largo de los pseudobulbos, en los más variados colores, tamaños y formas.
  • Las flores de esta orquídea tienen grandes pétalos y sépalos, con el labio generalmente mostrando un tono diferente, generalmente más oscuro, lo que da lugar al popular nombre de «ojos de muñeca». Suelen durar unos treinta días, según la región y la temperatura durante la fase de floración.

Cuidados de la orquidea Dendrobium nobile

Condiciones de cultivo favorables: es una planta que se adapta perfectamente a las condiciones climáticas de Portugal. Proviene de regiones frías, resiste bien las bajas temperaturas y es resistente a las variaciones climáticas.

A Dendrobium nobil le gustan las noches frías y los días calurosos, aprecia los ambientes con excelente ventilación, mucha luz, con algo de sombra en las horas más calurosas. Si las hojas son amarillentas, probablemente estén recibiendo demasiada luz, y si son de color verde oscuro, necesitan más luz.

El Dendrobium nobil. Es una planta fácil de integrar, se adapta muy bien al cultivo en árboles o macetas. Los árboles deben ser frondosos y tener una copa grande, para proteger a la planta de los inviernos más duros y del sol en las horas más calurosas.

Floración de las orquídeas Dendrobium nobil: Esta orquídea tiene un período de reposo que hay que respetar. Esta etapa en la que la orquídea se está preparando para florecer, dura aproximadamente 2 meses (entre diciembre y enero), se manifiesta con parada de crecimiento, ausencia de flores, muchas veces los pseudobulbos pierden sus hojas y se ven mal. Luego se repite el ciclo, comienzan a aparecer nuevos brotes que desarrollan nuevos tallos y vuelven a florecer.

Para que su floración sea exitosa, intenta que pase por un período de estrés hídrico, no lo riegues, no lo fertilices y no lo dividas. En esta etapa, si la planta se riega, desarrollará una plántula (llamada Keiki), si pasa por un período de escasez de agua, florecerá. Puede rociarlo, pero evite mojar demasiado el sustrato. Este contraste es fundamental para favorecer la floración de esta orquídea.

Nunca corte los pseudobulbos viejos, ya que son los que dan a luz nuevas flores. Los pseudobulbos nuevos no florecen durante el primer año.

Trasplante de Dendrobium nobil: el momento ideal para trasladar Dendrobium es al comienzo del período de crecimiento.
Hay que tener cuidado al manipular el dendrobium, tiene raíces muy finas y delicadas. Retirar con cuidado todo el sustrato viejo, para no romper los brotes emergentes y dañar lo menos posible las raíces. El sustrato debe tener buen drenaje y capacidad de secado rápido, puede estar compuesto por corteza de pino o fibra de coco, bolas de arcilla expandida (leca) o carbón vegetal, entre otros. Un sustrato preparado apto para plantas epífitas tiene todas estas cualidades.

Los jarrones deben ser pequeños, tener buenas aberturas de salida de agua y preferiblemente pesados, para no volcar con el peso de la orquídea, para ello se puede poner grava en el fondo del jarrón, sirviendo de desagüe y contrapeso.
La orquídea Dendrobium nobile se puede plantar en: macetas de terracota, soportes de madera, trozos de troncos, tablas de madera, macetas de plástico y en árboles.

 

  •  Riego de Dendrodium nobil: A Dendrobium no le gusta regar en exceso, es más fácil matar una orquídea por exceso que por falta de agua. La orquídea reserva agua en pseudobulbos y cuando tiene falta de humedad utiliza estas reservas. El sustrato puede permanecer ligeramente húmedo, pero nunca empapado.
    Durante el clima cálido, riegue aproximadamente dos veces por semana, primero verifique que el sustrato esté seco.
  •  Fertilizar Dendrodium nobil: Fertilizar cada 15 días en la temporada de crecimiento con un NPK 10-10-10. Justo antes de la floración utilizar un fertilizante con un mayor porcentaje de fósforo y potasio. Es importante mantener los gránulos alejados del

raíces y riegue el Dendrobium nobile un día antes de fertilizarlo para evitar quemaduras. También puede utilizar un fertilizante líquido mezclado con el agua de riego. Se puede aplicar tanto en jarrones como en orquídeas atadas a árboles.

Reproducción de Dendrodium nobil

Multiplicación por división de plantas. Se conservan al menos 3 pseudobulbos por cada plántula, con rizoma y raíces. las plantas no deben subdividirse demasiado o pueden debilitarse demasiado.

  1. Multiplicación a través de Keiki, un clon perfecto de la madre. Estas pequeñas plantas aéreas aparecen a lo largo del tallo de la planta madre y están listas para desprenderse cuando tienen al menos 3 raíces desarrolladas y estas alcanzan al menos 2 a 3 centímetros de longitud. Después de uno o dos años de crecimiento, las nuevas plántulas se vuelven adultas y capaces de florecer.


 

  1. Con cierta precaución, intente separar el keiki de la planta madre. Suele liberarse sin mucho esfuerzo, pero si no lo hace se utiliza un cuchillo afilado y desinfectado, cuidando de no dañar las raíces pequeñas. Se plantan en una maceta o se anidan en las ramas de otras plantas, tablas o corteza de árbol. Este proceso no es del todo confiable, al desprender la pequeña planta de la madre, cortamos el canal de savia que la alimenta y algunas pueden no sobrevivir.
  2.  El proceso más eficiente es mantener el keiki adherido a la madre, doblar suavemente el tallo sobre otra maceta o soporte y fijar la nueva planta a su nuevo entorno, sin separarla de su origen. Cortar solo cuando ocurran nuevos desarrollos. Este proceso solo es factible en varillas moldeables.
  3.  Puedes plantar el keiki manteniendo el tallo, se debe cortar en la base y mantener pegado al keiki. Solo sirve como soporte, proporcionará alimento hasta que se seque. Corta el tallo solo después de que esté seco.
  4.  Por último, mi método preferido. No sueltas el keiki de tu madre. Sus pequeñas raíces están envueltas con una fina capa de musgo. Cuando haya novedades, córtelo y colóquelo en el lugar deseado.

fuente:https://batatadoceira.blogspot.com/2020/01/orquidea-dendrobium.html

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias