miércoles 20 de octubre de 2021 - Edición Nº1050

Economía | 10 oct 2021

Foresto industria

Hugo Escalada, del InFoPro: “La tasa forestal y la fijación de precios mínimos por la materia prima rige por ley, su aplicación debe cumplirse”

El presidente del Instituto Forestal Provincial (InFoPro), Hugo Escalada, en diálogo con una emisora radial, sobre el planteo de la AMAYADAP y APICOFOM, con apoyo de la CEM, de tres medidas que consideran necesarias para recuperar competitividad internacional.


Las cámaras madereras solicitaron al ejecutivo provincial tres medidas que consideran necesarias para recuperar competitividad internacional en la actualidad y desarrollar la actividad a futuro, una de ellas se define en el ámbito del Instituto Forestal Provincial (InFoPro).

Con el apoyo de la Confederación Económica de Misiones, las cámaras madereras solicitaron tres medidas instrumentadas por el gobierno que consideran necesarias revertir para lograr competitividad internacional y desarrollar la actividad foresto-industrial de la provincia: la derogación de la Tasa Forestal; suprimir la política de fijar precios para las materias primas; y pidieron más apoyo para promover la reactivación de la industria forestal impulsando el inicio de obras estipuladas en contratos firmados para la construcción con madera en Misiones y en el país.

Las distancias de los centros portuarios para la exportación que encarece la logística a los misioneros, la inflación nacional con los costos internos elevados y la política fiscal que aplica la provincia vecina de Corrientes  generan una pérdida de competitividad para la industria maderera, ya que el aumento de los costos se trasladan a los precios de los productos finales, explican los empresarios respecto a los fundamentos que llevaron nuevamente  a solicitar al gobernador la eliminación de la tasa forestal y la fijación de precios mínimos de la materia prima.

Para el titular del InFoPro se trata de un planteo histórico, y sostuvo que “no concuerda con la realidad actual del sector. Según estadísticas del Instituto en los últimos años el sector está en fuerte crecimiento y con trabajo sostenido”, dijo.

Por otra parte, indicó que “las leyes están para ser cumplidas. Este pedido de la parte empresarial de la eliminación de la tasa forestal tiene como 15 años. No tiene nada de nuevo, no es algo que uno diga por qué lo realizan y por qué lo hacen en este momento. Y en último tiempo, me refiero a los últimos dos años, han ganado muchísimo dinero y están trabajando a full en el sector forestal», expresó Escalada.

El funcionario consideró que «la incidencia de la tasa forestal es del 2 por ciento, es ínfima en cuanto a los costos de materia prima. Un empresario quiere siempre ganar dinero, por eso invierte, pero fuera de los márgenes de ganancia siempre hay que tributar porque es Ley. Es una obligación y porque todos lo hacemos, sea empresario o ciudadano común, hay que pagar impuestos. La tasa forestal está en vigencia por ley, y está funcionando por ley y debe cumplirse», remarcó en su posición respecto al planteo de las PyMEs madereras nucleadas en la APICOFOM y AMAYADAP.

Hugo Escalada, del InFoPro: “La tasa forestal y la fijación de precios mínimos por la materia prima rige por ley, su aplicación debe cumplirse”

 

Impuestos vs competitividad

También en la entrevista radial el funcionario se refirió al ejemplo que los madereros señalan respecto a las asimetrías con Corrientes. “Las exportaciones forestales han aumentado 30 por ciento en este último año en Misiones, y en cuanto a infraestructura, la diferencia con Corrientes es que tiene más bosques cultivados y Misiones tiene más industrias, hoy en día hay más de 600 aserraderos en la tierra colorada».

Indicó, además, que «Corrientes tiene pocos propietarios para grandes tierras, a diferencia de Misiones que tiene muchos propietarios para poca tierra. Pero en la provincia tenemos una infraestructura que Corrientes no tiene, hay red de caminos completas en buen estado, electrificación que llega a todos lados, sea con mayor o menor rendimiento, pero son cuestiones que para Corrientes son deficitarias en la actualidad. En el caso de Misiones, estos impuestos que se le cobran vuelven en forma de servicios. Misiones reinvierte en lo que recauda del sector», explicó Escalada.

En ese contexto, cuestionó el titular del InFoPro el accionar del empresariado al no entender sus argumentos para el planteo: «Deben decir (los madereros) porque no quieren pagar impuestos, ese argumento de que los vuelve menos competitivo con Corrientes no es así. En estos dos últimos años les ha ido muy bien, nosotros tenemos las estadísticas y el trabajo ha sido muy bueno».

Hugo Escalada, del InFoPro: “La tasa forestal y la fijación de precios mínimos por la materia prima rige por ley, su aplicación debe cumplirse”

Hugo Escalada, del InFoPro: “La tasa forestal y la fijación de precios mínimos por la materia prima rige por ley, su aplicación debe cumplirse”

Hugo Escalada, del InFoPro: “La tasa forestal y la fijación de precios mínimos por la materia prima rige por ley, su aplicación debe cumplirse”

Hugo Escalada, del InFoPro: “La tasa forestal y la fijación de precios mínimos por la materia prima rige por ley, su aplicación debe cumplirse”

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Es una política de Estado regular los precios de la materia prima

Ante este reclamo de eliminar la fijación de precios de la materia prima forestal (chips, raleo, rollos aserrables y laminables) vigente desde octubre del 2020 a través del InFoPro -uno de los objetivos para el cual fue creado por Ley Provincial- el presidente del organismo provincial respondió que “el empresariado pretende volver el tiempo atrás en el cual ellos ponían su valor a la materia prima. Están pidiendo que desaparezcan dos leyes del gobierno provincial. Quieren volver a pagar lo que quieren, sin ningún tipo de control. Esto no tendrá efecto, las leyes están para cumplirlas”, expuso Escalada.

Cuestionó que los industriales madereros «quieren pagar lo que ellos quieren por la materia prima, como hay abundante le ponían precio al productor y le pagaban 600 pesos la tonelada, con lo cual los productores abandonaban la forestación porque no les era absolutamente rentable plantar y esperar 7 años para hacer raleo y otros 7 para procesar la madera», graficó.

En la actualidad, los precios mínimos por tonelada aumentaron en más de un 50%, beneficiando al pequeño productor si logra vender el raleo o rollos aserrables y laminables a los precios establecidos.

Es recurrente la queja de los productores de que no se paga en el mercado lo que se establece como precio oficial, y esto genera una distorsión de la realidad del mercado forestal, entre la oferta y la demanda, los costos y los precios mínimos establecidos, un proceso que aún se está “readaptando” a las reglas vigentes.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias