lunes 06 de diciembre de 2021 - Edición Nº1097

Animales y proteccionistas | 11 nov 2021

Eldorado

Una Yarará atacó ferozmente a dos perros

El pasado lunes por la noche dos perros fueron atacados por una víbora de la especie Yarará, en el Loteo Suárez Padra del kilómetro 9 en el municipio de Eldorado. Las mascotas lograron salvar sus vidas


TAGS: PERROS, SERPIENTE

Se acerca la temporada de verano y el clima comienza a subir, situación propicia para que diferentes tipos de alimañas comiencen a salir, lo que representa un peligro no solamente para los humanos sino también para las mascotas.

 
Fue el caso de dos perros, que fueron atacados ferozmente por una de las serpientes más temidas en la provincia por la letalidad de su mordedura: la yarará.

El episodio ocurrió el pasado lunes por la noche en el Loteo Suárez Padra del kilómetro 9, de la localidad de Eldorado. Allí, los canes fueron sorprendidos por la víbora quien los atacó de manera repentina inyectándoles su veneno.


Sin embargo, gracias al rápido accionar de los responsables de las mascotas que los trasladaron de forma urgente hasta el veterinario más cercano, lograron salvar la vida de los perros mediante un tratamiento con suero antiofídico.

¿Cuáles son las serpientes más peligrosas para la salud en Argentina?
Las serpientes, también conocidas como ofidios, son reptiles sin patas y de cuerpo extendido, que según la especie, pueden ser peligrosas para la salud y causar envenenamientos graves e incluso letales. Las especies venenosas en Argentina son yarará, cascabel y coral.

¿Cómo se produce el envenenamiento por serpientes?

Se produce a través de la mordedura de la serpiente, produciendo una herida punzante causada por los colmillos del animal, el cual puede inyectar el veneno que ingresa al cuerpo de la persona.

En general se pueden observar las marcas de los colmillos en la piel e hinchazón en el sitio de la picadura.

¿Cuáles son los síntomas?

Pueden variar según la especie de serpiente. Algunos síntomas son:

Dolor intenso al momento de la mordedura.

Aparición de ampollas en la zona y la marca de los dientes del ofidio.

Hemorragias y sangrado de nariz.

Náuseas, vómitos, taquicardia y baja presión.

Visión borrosa.

Dificultad para hablar

Parálisis corporal y respiratoria.

¿Qué hacer frente a un accidente con una serpiente?

Llamar al servicio de emergencias o acudir al centro de salud u hospital más cercano.

Retirar anillos, pulseras, cadenas, tobilleras y zapatos que puedan comprometer la circulación sanguínea.

Restringir el movimiento de la persona.

No tocar la herida ni realizar torniquetes.

No colocar ninguna sustancia ni suministrar a la persona afectada bebidas alcohólicas o medicamentos.

¿Cuál es el tratamiento?

Ante la sospecha o confirmación de envenenamiento por ofidios, la persona debe ser trasladada con urgencia a un hospital para ser atendida y evaluada a la brevedad. Ante la sospecha o confirmación de envenenamiento por ofidios, la persona debe ser trasladada con urgencia a un hospital para ser atendida y evaluada a la brevedad. De ser necesario, el personal médico aplicará un antiveneno para neutralizar la toxina.

Atendidas a tiempo, en general, las mordeduras de serpiente venenosas se pueden tratar en forma efectiva.

Los antivenenos específicos son distribuidos gratuitamente por la Secretaría de Gobierno de Salud de la Nación a todas las jurisdicciones del país.

¿Cómo prevenir las mordeduras?

Todas las mordeduras por serpientes venenosas son accidentales. Las serpientes no agreden o atacan, y menos aún persiguen a los humanos. Las mordeduras se producen al pisarlas, o tomarlas con la mano, o al acercarse mucho a ellas (ellas advierten con posiciones defensivas que no desean que nos acerquemos o manipulemos).

Al circular por zonas donde hay serpientes venenosas, se debe deambular con precaución y de ser posible con perros locales (“animales centinelas”) que pueden advertir sobre la presencia de ofidios.

Debe utilizarse protección, como botas, polainas, canilleras o protectores. Esto es muy importante, dado que el 75% o más de las serpientes venenosas en el mundo muerden desde el pie hasta la altura de la rodilla.

En los domicilios en zonas con ofidios debe mantenerse el pasto corto alrededor, y eliminar los residuos del domicilio. Las víboras se alimentan de roedores, y si éstos se encuentran en los domicilios, pueden atraer a los ofidios.

No se deben meter las manos en agujeros o cuevas, o levantar piedras o troncos directamente con las manos, sin tomar medidas preventivas con anterioridad, dado que pueden encontrarse serpientes refugiadas en estos lugares.

Cuando se vaya a transitar por zonas aisladas, debe averiguarse previamente a dónde se puede acudir para recibir el tratamiento con el antiveneno correspondiente.

Fuente: Misiones online

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias