lunes 06 de diciembre de 2021 - Edición Nº1097

Info General | 20 nov 2021

Yerba mate

Nutricionista israelí difunde el mate y sus beneficios

La tradicional bebida sudamericana gana adeptos en Israel y todo el mundo. Estudios revelan su aporte a la prevención de la obesidad y mejora en el rendimiento deportivo.


El mate se volvió muy popular en los últimos años por sus diversos beneficios para la salud, como la pérdida de peso y la prevención de la obesidad, y también despierta interés en la industria deportiva a partir de su aporte para la quema de grasa y la mejora del rendimiento de la actividad aeróbica.

Elaborada a partir de hojas y ramas secas de la planta de yerba mate (Illex Paraguariensis), esta bebida es consumida por millones de personas en todo el mundo, especialmente en Argentina, Uruguay y Paraguay. Recientemente se popularizó en otros países de Sudamérica, Norteamérica, Europa y Medio Oriente. Se puede tomar en forma de té, o a partir del extracto acuoso que surge de la yerba, y en Israel actualmente se puede conseguir combinado con té verde.

¿Qué tiene esta bebida que afecta directamente los indicadores de salud y permite mejorar el rendimiento deportivo? Estudios en humanos y animales durante los últimos 25 años encontraron una serie de ingredientes activos, entre ellos polifenoles y cafeína, que le confieren propiedades antioxidantes, antiinflamatorias, de vasodilatación, reducción de lípidos y colesterol, equilibrio de azúcar y probablemente también protección contra algunos tipos de cáncer.

Evidencias de varios estudios muestran un vínculo entre el mate, la quema de grasa y la pérdida de peso. Otros relacionan el consumo de mate al aumento de gasto de energía y un efecto directo en la actividad de algunos genes asociados a la obesidad. También se investigaron cambios en el metabolismo posteriores a la ingesta de mate. Por eso, si bien todavía se necesitan más estudios para comprender los mecanismos de acción del mate en el cuerpo humano, claramente existe en esta bebida un gran potencial para prevenir la obesidad.

Un estudio publicado hace siete años en la revista científica Nutrition & Metabolism examinó el vínculo entre el mate, la quema de grasas y la capacidad para mejorar el rendimiento deportivo. El experimento consistió en una prueba de esfuerzo ergométrico en 14 participantes, hombres y mujeres, de los cuales la mitad consumió mate y el resto recibió un placebo. De allí se concluyó que el mate tiene potencial para producir energía durante un entrenamiento aeróbico y favorece la pérdida de peso, ya que ayuda al cuerpo a utilizar mejor los ácidos grasos durante el esfuerzo físico.

Otro estudio, publicado hace seis años en la revista Proceedings of the Nutrition Society, realizó la misma experiencia durante sesiones de ejercicio de dificultad moderada. Participaron 11 mujeres que pedalearon en bicicleta durante 30 minutos a una intensidad moderada, de las cuales algunas consumieron 2 gramos de mate una hora antes del experimento y otras recibieron un placebo. En todos los casos se evaluaron los valores de quema de grasa y gasto de energía durante el ejercicio, y los resultados mostraron que la ingesta de mate aumentó significativamente el nivel de quema de grasas. 

BklgrMedt_0_0_453_334_0_large

La nutricionista israelí Yael Dror detalló los beneficios del mate. 
(Gentileza)

Se estima que el aumento de la quema de grasas luego de tomar mate también ocurre sin que medie ejercicio físico, según determinó un estudio publicado en 2018 en la revista Frontiers in Physiology, realizada sobre 23 personas jóvenes, hombres y mujeres, que se sentaron cómodamente durante media hora antes y 90 minutos después de la ingesta de mate. Allí se comparó la reacción de aquellos que tomaron el mate frío o caliente, y se concluyó que la versión fría de la bebida aumenta el gasto de energía sin causar efectos adversos en el sistema cardiovascular.

Los investigadores concluyeron que beber mate sin azúcar a una temperatura fría provocaba una mayor estimulación del proceso de termogénesis del cuerpo y la oxidación de grasas, al mismo tiempo que reducía la carga sobre el corazón, tal como demostró una caída leve de la frecuencia cardíaca. Todos los israelíes están invitados a sacar sus propias conclusiones.
*La doctora Yael Dror es nutricionista especialista en clínica y fisiología

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias