lunes 16 de mayo de 2022 - Edición Nº1258

Info General | 11 may 2022

Gastronomía

El superalimento sin calorías que aporta tanto hierro como la carne

Consumir de forma regular este tipo de productos con multipropiedades aporta beneficios para el organismo


Las frutas y las verduras son alimentos que hay que incorporar de manera diaria a nuestra dieta. Aportan muchos beneficios a nuestro organismo y su ingesta, además, es habitualmente recomendada cuando buscamos deshacernos de los kilos de más.

En este sentido, es necesario destacar que, además, dentro del grupo de las verduras (así como de las frutas) existen algunas que destacan y que son consideradas por los expertos en nutrición como superalimentos debido a que cuentan con una cantidad de propiedades para el organismo muy superior al resto.

Existen muchos tipos de superalimentos. Los hay que ayudan a adelgazar, a dismunuir los niveles de colesterol o azúcar en sangre, e incluso a mejorar la piel y las defensas. Cada producto tiene unas propiedades concretas y diferentes, los unos de los otros, por lo que sólo hay que escoger y apostar por aquel que vaya mejor con aquello que queramos mejorar. Además, son muy versátiles y se pueden adaptar a cualquier plato.

¿Qué es un superalimento?

Por definición, un superalimento es un alimento muy rico en nutrientes, especialmente fibra, antioxidantes, vitaminas o ácidos grasos, que se considera beneficioso para la salud.

El superalimento libre de grasa que mejor hidrata después del ejercicio y que regula el colesterol

El superalimento libre de grasa que mejor hidrata después del ejercicio y que regula el colesterol

M.P.

Lo primero que hay que tener claro es que no existen fórmulas mágicas y que estos alimentos no son milagrosos, pero si los incorporamos en nuestra dieta habitual a través de sencillas recetas y nos acostumbrarnos a tomarlos muy a menudo comenzaremos a notar los efectos a largo plazo.

La mayoría de superalimentos se pueden conseguir a un precio muy económico en supermercados o herbolarios. Unos son más conocidos que otros y que, seguramente, todos tomamos en el día a día. Por ejemplo, en este grupo se encuentran el limón, el aceite de oliva, el brócoli, las nueces, la calabaza, las legumbres o las espinacas, entre otros. Pero también existen otros que son menos populares pero que ya empiezan a hacerse un hueco en nuestras recetas.

Otro de los superalimentos que hay que incorporar a nuestra dieta son los grelos. Originarios en la gastronomía gallega, los grelos son los tallos tiernos del nabo, que surgen antes de la floración primaveral. Su aspecto es el de un tallo más o menos grueso del que brotan algunas hojas con flores en los extremos, presenta un característico color verde, más bien oscuro, que se va acentuando conforme llega el momento de la floración de la planta.

Su elevado contenido en agua, fibra, minerales y vitaminas, así como su bajo contenido en grasa, hacen de los grelos un alimento realmente beneficioso para nuestra salud. Estas son todas sus propiedades:

1-Bajo aporte calórico

Los grelos son una hortaliza rica en proteínas y con un bajo aporte calórico, siendo ideal para incorporar en las dietas destinadas a perder peso. Según los expertos, aportan solamente 32 calorías a los 100 gramos comestibles.

2-Protege frente a infecciones

Es fuente de vitamina A, que fortalece al organismo frente a infecciones y heridas y refuerza el sistema inmune.

3-Ácido fólico

Los grelos aportan una gran cantidad de ácido fólico, un nutriente que actúa previniendo defectos congénitos en el cerebro y es esencial para el organismo.

4-Saciante y depurativo

Esta verdura también cuenta con una gran cantidad fibra, por lo que son un alimento genial para depurar el organismo, liberar toxinas y regular el tránsito intestinal. Además, la fibra también proporciona poder saciante.

5-Capacidad expectorante

Además, los grelos tienen capacidad expectorante, es decir, son muy beneficiosos para diluir la mucosa de las vías nasales y prevenir su formación.

6-Colesterol

Incluso, cuentan con una nula proporción de colesterol algo ideal para aquellos que sufren la patología.

7-

Fuente de hierro

Destacan por su gran cantidad de minerales y vitaminas entre las que se encuentran la A, C y K. Además, esta verdura supone una ración completa de calcio, cobre, hierro, magnesio, fósforo y nitratos, elevando al alimento gracias a la composición a la categoría de superalimento. Por último, cabe destacar que estas vitaminas y minerales ayudan a mantener un buen estado de la piel y cabello junto a un gran poder contra la osteoporosis. Gracias al calcio o hierro se combate esta deficiencia y se puede, incluso, prevenir la anemia.

Cómo cocinar los grelos

Los grelos son protagonistas de numerosos guisos tradicionales gallegos. Algunos de los platos más representativos que lo incluyen son el caldo, el pote gallego, el cocido y el lacón con grelos, aunque también resulta muy común en muchos hogares consumirlo cocido como acompañamiento de otros alimentos. Su sabor es muy particular y fuerte, ligeramente ácido combinado con cierto toque amargo. Es aconsejable separar la hoja del tallo, para que consigamos la textura idónea, y además cortar las hojas en trozos más o menos grandes, según la receta. Las hojas deben cocinarse durante alrededor de 20 minutos, y los tallos durante 10 minutos.

Recuerda que esta es información general y bajo ningún concepto sustituye el consejo de un profesional.

Otros superalimentos que debes conocer

 

La lista de superalimentos es muy extensa y deja multitud de opciones por las que decantarse. Por ejemplo, puedes tomar semillas de amapola, que ayudan a conciliar el sueño y combaten el estreñimiento; chucrut, contra la anemia y que previene la retención de líquidos; alga nori, que mantiene las tiroides bajo control; escaramujo, que está cargado de vitamina C que evita la hinchazón y el cansancio; grosella negra, que aporta fibra, calcio y multivitaminas; higos secos, un superalimento recomendado para deportistas que sacia y reduce el riesgo de padecer enfermedades coronarias; quelites, unos vegetales que contienen mucho más hierro que las espinacas y que reducen el colesterol y los triglicéridos y favorecen la vista, entre otras propiedades; agua de abedul para reducir la celulitis, iluminar la piel y desintoxicar el hígado. También pluot, un potente antioxidante; kumquat, que ayuda a perder peso y reduce las infecciones; kamut, un superalimento antiedad que regula el colesterol; yuca para reducir la artritis y combatir el estreñimiento; manuka para úlceras y la acidez; el daikon es ideal para depurar el organismo y para reducir el ácido úrico; el xoconostle acelera la cicatrización y fortalece los huesos; el huitlacoche reduce la aparición de arrugas y el umeboshi es ideal para combatir la resaca.

También podemos apostar por el psyllium husk, para reducir el colesterol y mejorar la salud intestinal, el yuzu para hidratar la piel, aportar colágeno y evitar el envejecimiento; la ashwagandha, que ayuda a dormir, combate el estrés, controla el peso, es afrodisíaco y previene la arrugas; el fenogreco, bueno para el aparato digestivo ya que es más efectivo que el omeprazol; el noni, el superalimento milenario que reduce el colesterol, regula el azúcar en sangre y rejuvenece la piel; el hongo Reishi, el superalimento de las celebrities que rejuvenece, combate el estrés y previene infecciones; la aronia, muy útil para combatir la infección de orina; el fonio, para acabar con el estreñinimiento; la okra, para reducir la fatiga y mejorar la memoria; la moringa, para adelgazar; maca, para potenciar la líbido; amaranto, si quieres mejorar la salud de tu pelo y el kalé si te notas cansado y sin energía.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias