martes 18 de junio de 2024 - Edición Nº2022

Economía | 24 dic 2022

Bono de fin de año

Bono: disconformes con el decreto, las pymes plantearán cambios en el pago

Según un relevamiento de Ámbito, la gran mayoría de las empresas hará frente al bono, pero tendrán problemas para afrontarlo las que están con problemas para producir por las importaciones. Piden cambios en los plazos y buscarán influir en la deducción impositiva que tiene que definir la AFIP.


Durante los próximos 10 días, las empresas del sector privado deberán pagar el bono que estableció el Gobierno de $24.000 para los trabajadores con sueldos netos por debajo de los $161.859. Sin embargo, por estas horas se llevan a cabo reuniones entre las principales cámaras gremiales para pedir cambios. Las empresas manifiestan abiertamente la disconformidad con lo decretado, pero la gran mayoría asegura que lo va a pagar. Sin embargo, también anticipan que hay casos puntuales de compañías complicadas para producir que no harán frente al pago, y habrá negociaciones “informales, caso a caso” entre pymes y trabajadores, según fuentes del sector privado.

 

“En general se va a pagar porque es un monto pequeño. Siempre van a existir excepciones porque el mundo pyme es muy heterogéneo”, aseguró Julián Moreno, presidente de la asamblea de pequeños y medianos empresarios (Apyme). En la misma línea, un importante empresario del sector textil, aseguró que “más allá del enojo, las empresas van a terminar pagando, porque se trata de un decreto, una obligación, y sino la empresa puede recibir un juicio”.

En tanto, sectores como el metalúrgico aseguraron que las empresas “económicamente lo tenían contemplado”, debido a que desde hace un mes que se negociaba un bono con la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), por fuera de la paritaria. Si bien a las empresas les molesta porque aseguran que “complica la negociación salarial”, la UOM venía solicitando un bono de $50.000 para todos los trabajadores, mientras que lo que decretó el Gobierno fueron $24.000 para los que están por debajo de los $161.859. “No va a generar mayores dificultades en términos generales”, comentó una fuente del sector.

Por su parte, según un relevamiento de la cámara Industriales Pymes Argentinas (IPA), hay un 2% de las industrias que podrían llegar a tener problemas para pagar. Se trata de las que están con problemas para producir a raíz de los cambios en el sistema para importar. “Para las que no están produciendo por faltantes de materias primas es una complicación, va a haber que pedir una excepción para esas, que deberían estar justificadas”, opinó Daniel Rosato, presidente de IPA.

Además, Marcelo Fernández, presidente de la Confederación Empresaria Argentina (CGERA), planteó que las más complicadas serán las pymes más chicas, debido a la dificultad para financiarse. “En un mismo mes se les pide que paguen el sueldo, el medio aguinaldo, el bono, y las vacaciones, y los impuestos por todo eso, no es financieramente factible, estamos planteando que lo trasladen a febrero o marzo”, afirmó. Además, informó que hay sectores como el del plástico que ya habían arreglado el bono de fin de año, por lo que tendrán que pagarlo por duplicado.

“Nadie desconoce que el salario está atrasado, pero la mejor manera es la discusión con la paritaria”, agregó Fernández. Desde las cámaras empresarias aseguran que desde que asumió el Gobierno, el poder adquisitivo de los trabajadores cayó 3%, pero si se lo divide entre sector público, privado e informal, el privado es el único que le ganó a la inflación, con una variación positiva de +0,2% desde el 2019 hasta la actualidad. “La mayoría de las pymes lo van a terminar pagando, pero hay que tener en cuenta que algunas todavía ni pagaron el medio aguinaldo porque no llegaron”, agregó.

Ante la consulta de qué harán las empresas que no puedan pagarlo, Fernández aseguró que será una negociación “caso a caso entre cada empresa y sus trabajadores”. Desde el sector metalúrgico agregaron que se darán casos que en forma “informal” definan que pagarán el bono en dos o tres cuotas, y arrancar a depositarlo en enero o en febrero. El decreto oficial estableció que debe ser en un pago y en diciembre.

Además, desde la Confederación de la Mediana Empresa (CAME) aseguraron que hay mucha “preocupación” debido a que todavía no se publicó la resolución de la AFIP relacionada al bono. Es que el decreto estableció que las empresas tendrán la opción de deducir la asignación no remunerativa del pago del impuesto a las ganancias por hasta 50% del monto abonado. Sin embargo, como todavía no está la reglamentación, hay dudas acerca de las condiciones y de los plazos. Por este motivo, desde CAME llevarán al Gobierno una propuesta con alternativas.

Fuentes de CAME aseguraron que hay pymes del sector del comercio que no podrán pagarlo, en un contexto donde llevan relevado cinco meses consecutivos de caída en las ventas minoristas. Además, hay incertidumbre sobre cómo impactará el bono en la paritaria con el sindicato de comercio, con quienes tienen que volver a juntarse a principios de enero para terminar el año paritario de abril a abril del 2023.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias