jueves 25 de abril de 2024 - Edición Nº1968

Política | 24 dic 2022

Especialistas desaconsejan el tereré con jugos en polvo

Médicos destacan que la hidratación ideal y saludable es con agua Pediatras y gastroenterólogos advierten sobre la ingesta de este producto y otras bebidas azucaradas, que generan sobrepeso y hasta puede derivar en diabetes


Las altas temperaturas traen consigo un aumento en el consumo de jugos en sobre y otras bebidas azucaradas para tomar tereré o hidratarse. Por este motivo, tanto la pediatra responsable del Servicio de Diabetes y Nutrición del Hospital Pediátrico de Posadas, María Esther Ibáñez y el médico gastroenterólogo y hepatólogo, Fernando Barreyro, advirtieron sobre el consumo de estas bebidas. Los especialistas explicaron que sus principales consecuencias son la diabetes y el sobrepeso por el elevado contenido calórico y de azúcar que tienen. Además indicaron que la única forma saludable de hidratación es el agua y sugirieron que para el tereré se pueden agregar hierbas o rodajas de frutas para saborizar.

En diálogo con El Territorio, Barreyro explicó que si bien no hay estudios sobre jugos en polvo y su impacto en la salud sí se sabe del impacto negativo que tiene en la salud es el contenido de hidratos o azúcares. “Eso se refleja mucho en la población infantil. Los chicos que consumen alta cantidad de gaseosas con azúcar se exponen al riesgo de aumento de peso”, explicó.

Otra de las consecuencias según comentó el especialista es la formación de un hígado graso, que afecta especialmente a los adolescentes. Sin embargo, remarcó que cuando se reduce la ingesta de jugos, gaseosas o líquidos azucarados, se logra estabilizar el peso. Eso reafirma la idea de que esas bebidas no pueden ser tomadas libremente, sino que la educación debe girar en torno a la importancia de la hidratación con agua.

En ese sentido, Barreyro también destacó que “cuesta hacer el cambio de las bebidas sin azúcar y creo que esto se debe a que existe cierto temor al uso de endulzantes y edulcorantes. Desde el punto de vista calórico, es mejor la utilización de ese tipo de endulzantes que el consumo de hidratos de carbono incorporado en las bebidas”.

Asimismo, por más que los jugos frutales naturales también tienen alto contenido de azúcar, esa opción sigue siendo más saludable ante los productos industrializados. Por otra parte, remarcó que las bebidas alcohólicas también tienen consecuencias negativas, ya que su consumo está asociado a conductas de riesgo.

“El abuso de esas bebidas está asociado con enfermedades mucho más graves. Así que en esta época es recomendable priorizar el consumo de bebidas no alcohólicas y disfrutar de manera saludable. Lo mejor es dejar el alcohol para ser utilizado en el brindis pero después, hay que disfrutar las fiestas sin alcohol, porque sería la manera más saludable y así evitamos conductas de riesgo o lesiones”, agregó Barreyro.

En el caso de las personas que ya tienen diagnosticada diabetes y usan insulina o medicamentos por vía oral, todo lo que sea consumo de hidratos de carbono como los jugos eleva directamente la glucosa en sangre. Además, el especialista en Gastroenterología añadió que la ingesta de bebidas alcohólicas tiene efectos nocivos. “De hecho se recomienda a las personas insulinodependientes que cuando sientan síntomas de hipoglucemia que tengan una bebida azucarada cerca, porque es la forma más rápida de estabilizar el nivel. Pero ese sería el único y esencial momento en que podría ser recomendado” señaló.

También aclaró que las bebidas gaseosas contienen sodio, ingrediente que no es aconsejable para personas que sufren hipertensión arterial o problemas del corazón.

Consumo de jugos en los chicos
El panorama en los niños también es alarmante. Así lo reflejó la pediatra y especialista en Nutrición infantil María Esther Ibáñez.

“Vemos en las consultas realizadas en el hospital que cuando los chicos vienen por sobrepeso y obesidad las respuestas del interrogatorio demuestran que en su alimentación está incluida muchas veces la ingesta de gaseosas y jugos”, contó.

Según explicó el consumo de bebidas azucaradas influye mucho en el peso de los pacientes pediátricos lo cual les puede generar conductas dificiles de cambiar en la adolescencia o adultez. “Esos productos contienen calorías vacías, porque solamente aportan eso y no otros nutrientes”, dijo.

Y agregó que el sobrepeso y la obesidad podrían estar acompañados de alteraciones del colesterol, los triglicéridos y la glucosa y los predispone a desarrollar enfermedades crónicas no transmisibles.

Ibáñez reflejó que el problema central se genera cuando la ingesta de estos productos industrializados se hace de manera diaria. “Así como los alimentos enlatados y embutidos, estos jugos tienen alto contenido de sodio. Esto podría acarrear problemas renales y aumentar la presión arterial”, indicó.

En conclusión, la pediatra sostuvo que lo recomendable es que los chicos coman frutas e ingieran agua y beber tereré con rodajas de frutas o hierbas.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias