martes 18 de junio de 2024 - Edición Nº2022

Info General | 7 jul 2020

PANDEMIA

La debilidad de la lucha contra el coronavirus: los pacientes asintomáticos

Un estudio reciente aclara algunas dudas sobre las características de los pacientes asintomáticos, pero también deja muchas preguntas.


Un reciente estudio arroja algunas luces, pero también deja muchas sombras sobre las características de los pacientes asintomáticos.

Se llama paciente asintomático a aquel que, a pesar de estar infectado del nuevo coronavirus, no desarrolla ni va a desarrollar ningún tipo de síntomas.

El paciente asintomático debe ser distinguido del presintomático, que se define como aquel enfermo que no tiene síntomas los primeros días de la enfermedad, pero que eventualmente, los va a desarrollar en algún momento.

Ambos, el presintomático y el asintomático son capaces de contagiar, pero por ser prácticamente imposible descubrirlos, ¿cómo podríamos sospechar que una persona que se siente sana está enferma? La única manera de defenderse de un contagio es usando contantemente una mascarilla y conservando una distancia de por lo menos un metro y medio con cualquier persona.

Pero aparte de ese consejo práctico muy importante, la ciencia está tratando de descubrir algunas características de las personas asintomáticas.

Por ejemplo, ¿cuál es su verdadera frecuencia? ¿Cómo se les puede descubrir? ¿Por cuánto tiempo son contagiosos? ¿Presentan daño a su cuerpo a pesar de no tener síntomas? ¿Es más frecuente en niños y jóvenes? ¿Deben recibir tratamiento si son descubiertos a tiempo?

Lamentablemente, debido a que tenemos menos de seis meses de pandemia y no es fácil descubrirlos, no se ha publicado todavía ningún estudio que incluya a miles de pacientes asintomáticos cuidadosamente seguidos para responder a las preguntas planteadas anteriormente.

Es por eso, que una reciente publicación de los Anales de Medicina Interna del 3 de junio de 2020 ha sido recibida con un cauteloso optimismo por la comunidad científica.

Investigadores del Instituto de Investigación Scripps de La Jolla en California publican un interesante artículo que ellos llaman una revisión narrativa, en la que, ayudándose de publicaciones científicas y artículos periodísticos, analizan las características de pacientes asintomáticos descritos en 16 brotes de covid-19.

Los brotes, que incluyen casos de infecciones de pasajeros en el crucero Princess Diamond, de marineros en los barcos Roosevelt y De Gaulle, presos en cárceles de Estados Unidos, ciudadanos griegos y japoneses evacuados, entre otros, arrojan algunas luces sobre los pacientes asintomáticos.

Los autores concluyen que los asintomáticos existen, son una realidad, y que representan el 40% a 45% de todas las infecciones. Esa proporción coincide con la declarada por el director del Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos, el Dr. Anthony Fauci a la cadena ABC, en el sentido que los asintomáticos representaban de 25% a 45% de los contagiados. Sin embargo, algunos expertos que escribieron a la revista en respuesta al artículo indican que ese porcentaje podría ser mucho menor.

Esta discrepancia científica nos indica entonces que la verdadera frecuencia de los pacientes asintomáticos es aún desconocida.

De lo que al parecer no hay duda es de que los asintomáticos pueden contagiar, aunque su verdadera contribución a la propagación del virus está también en pleno estudio.

Del mismo modo, la descripción que hacen los autores de que las personas asintomáticas puedan presentar daño pulmonar, debe ser tomada con mucha cautela, porque no hay otros estudios que lo corroboren.

De igual modo, el reporte de que 96% de los presos de cuatro cárceles en Estados Unidos son asintomáticos, debe ser tomado con mucho cuidado, porque al no haberse hecho un seguimiento adecuado de los presos, no es posible saber si solo eran presintomáticos al momento de hacerles la prueba.

En resumen, hasta este momento, los pacientes asintomáticos son una verdadera incógnita.

Hasta que no se sepa más de ellos, sobre todo su capacidad de contagio, no queda más que protegernos de toda persona, usando una mascarilla y manteniendo un metro y medio de distancia con toda persona.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias